Betsson

mapa venezuelaLa ley que regula el mundo de los juegos de azar en Venezuela es la ley número 36259 del año 1997, en cuyo texto se establece la Comisión Nacional de Casinos, un organismo al que se le confía la tarea de realizar los controles en los casinos y muchos otros cometidos. Sin embargo, la ley actual se refiere sólo a casinos físicos y no establece ninguna regla específica para los casinos en línea. Debido a esta situación, no existe ninguna regulación para los juegos de apuestas en línea en Venezuela, por lo que probablemente se estarán preguntando: ¿Es legal jugar en los casinos en Internet?

# Carateristicas Bono Juega
1
  • Wagering: 30
  • estrella completa estrella completa estrella completa estrella completa
200$ PRENDE EL BONO
2
  • Wagering: 25
  • estrella completa estrella completa estrella completa estrella completa estrella media
100$ PRENDE EL BONO
3
  • Wagering: 40
  • estrella completa estrella completa estrella completa estrella completa estrella media
1200$ PRENDE EL BONO
4
  • Wagering: 25
  • estrella completa estrella completa estrella completa estrella completa
50$ PRENDE EL BONO
5
  • Wagering: 60
  • estrella completa estrella completa estrella completa estrella completa estrella media
287$ PRENDE EL BONO

En realidad, la ausencia de prohibiciones les da carta blanca a los jugadores que mientras continúa este vacío legal, pueden visitar todas las salas de juego en línea que quieran, sin estar cometiendo ninguna irregularidad. Debido precisamente a esta libertad absoluta, la cantidad de sitios de juego es muy grande y de manera paralela también existe la posibilidad de jugar en casinos del extranjero que aceptan la inscripción de usuarios venezolanos. Sin embargo, si lo meditamos, es fácil darse cuenta que una situación así implica un alto riesgo. De hecho, la omisión de reglas conlleva a una ausencia de controles eficaces en los sitios de apuestas: los operadores se mueven con la mayor libertad y a menudo no es fácil entender cuáles son los casinos honestos y cuáles mejor evitarlos. La inexistencia de leyes también significa la falta de garantías en caso de fraude. Por otro lado, los jugadores que usan los casinos internacionales difícilmente podrán utilizar la divisa local. Debido a todas estas desventajas, no se excluye que en un futuro próximo el gobierno venezolano decida reglamentar el sector en línea de los juegos de azar y obtener así ingresos seguros por medio de los impuestos, tomando en cuenta la grave crisis económica que está atravesando el país.